sábado, 26 de julio de 2008

Niño de 8 años se casa antes de morir

Reece Fleming tenía cuatro años cuando le diagnosticaron leucemia. Él trató de seguir llevando con normalidad su vida. "Siempre intentó caminar, hasta el final, así que pensamos que si él andaba por nosotros, nosotros andaríamos por él", dice su madre.

Eso es lo que hicieron cuando cuatro años después, el pasado mes de mayo, les dijeron que al pequeño, ya con 8 años, le quedaban apenas semanas de vida. "Cuando lo supimos intentamos hacer con él absolutamente todo lo que pudimos".

Y Reece quería, sobre todo, a Elleanor Purgslove. Su compañera de colegio, su amiga especial. Habían estado muy unidos durante un par de años, pero luego todo se vino abajo. Quería recuperarla.

Sus padres le ayudaron, organizaron una fiesta pirata y ella acudió. Después continuaron viéndose. Y en uno de estos encuentros, cargado con una pistola láser de juguete, decidió declararse y pedirle su mano. Ella aceptó. Los padres de ambos bendijeron su unión y organizaron la celebración.

Tal como cuenta el Telegraph, hubo anillos, púlpito, certificado, paseo en limusina y cena. No tiene ningún valor legal, pero fue una boda a la medida de sus contrayentes. El 4 de julio se casaron. El día 5, Reece murió en casa junto a sus padres. Su madre recuerda lo que le dijo tras cumplir su deseo: "Ahora puedo irme".

1 comentario:

daniel dijo...

Guau es increíble pero al menos cumplió su sueño y eso me deja feliz haha.